Fedeafes alerta sobre la importancia de cuidar la salud mental en tiempos de distanciamiento social

 
 
  • La federación de Euskadi de asociaciones de familiares y personas con problemas de salud mental lanza la campaña de sensibilización ‘Salvemos las distancias. Que el distanciamiento social no te aísle’ para evitar el aislamiento y las consecuencias psicológicas que la actual situación puede generar en las personas, como son la ansiedad y la depresión.
  • Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra el 10 de octubre, Fedeafes se suma también a las reivindicaciones de la confederación Salud Mental España, con el objetivo de transmitir a las instituciones públicas la necesidad urgente de invertir en salud mental y contar con recursos y un número de profesionales adecuado y suficiente para atender las necesidades de la población.

Fedeafes alerta sobre la importancia de cuidar la salud mental en tiempos de distanciamiento social. La federación de Euskadi de asociaciones de familiares y personas con problemas de salud mental ha lanzado la campaña de sensibilización ‘Salvemos las distancias. Que el distanciamiento social no te aísle’, al hilo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra el 10 de octubre. El objetivo de esta iniciativa es romper con el aislamiento que pueden estar padeciendo numerosas personas afectadas psicológicamente por la actual situación de pandemia, que puede reforzar los síntomas de ansiedad y depresión.

Para hacer frente a los problemas de salud mental agravados por el contexto sociosanitario, Fedeafes invita a las personas afectadas a buscar apoyo en su asociación más cercana: Agifes en Gipuzkoa, Asafes y Asasam en Álava, y Avifes en Bizkaia.

Asimismo,Fedeafes se suma a la campaña orquestada por la confederación a la que pertenece, Salud Mental España, bajo el lema ‘Salud mental y bienestar, una prioridad global’. El movimiento asociativo estatal quiere transmitir a las instituciones públicas la necesidad urgente de invertir en salud mental y contar con recursos y un número de profesionales adecuado y suficiente para atender las necesidades de la población. Cabe recordar la situación de desventaja en cuanto a recursos en salud mental en el Estado, donde la ratio de profesionales de la Psicología Clínica por cada 100.000 habitantes, con 6, es tres veces inferior a la media europea, de 18 por cada 100.000 habitantes. Con la crisis de la COVID-19 y las medidas de confinamiento que se han tenido que tomar, una parte de la población, en general, y las personas con trastornos mentales, en particular, han visto mermada o empeorada su salud mental.

Por otro lado, según la OMS, una de cada cuatro personas ha tenido, tiene o tendrá un problema de salud mental, y se estima que para el año 2030 este tipo de patologías serán una de las primeras causas de discapacidad en el mundo. Además, a la luz de los datos ofrecidos por Osakidetza, cada dos días se suicida una persona en Euskadi, y el 9% de los hombres y el 17% de las mujeres presentan síntomas de ansiedad y/o depresión.

La pandemia está teniendo importantes efectos sanitarios, sociales, económicos, laborales y personales, que afectan de forma directa e importante a la salud mental de la población, tanto de aquellas personas que ya tenían un problema de salud previo como de aquellas otras que se encuentran en riesgo de desarrollarlo. Los niveles de ansiedad, miedo, soledad, distancia social, restricciones, estrés e incertidumbre se han extendido e incrementado en los últimos meses.

Las asociaciones de Fedeafes ofrecen su ayuda y acompañamiento a las personas y familias que atraviesan por este tipo de experiencias, con todas las medidas de seguridad necesarias para evitar la propagación del coronavirus. “Es importante que la sociedad tome conciencia de la necesidad de dar apoyo a las personas que manifiestan malestar psíquico, sobre todo en estos tiempos de incertidumbre que son muy difíciles de afrontar en solitario. Saberse acompañado y apoyado constituye ya una motivación para salir adelante”, apunta Mari Ángeles Arbaizagoitia, presidenta de la federación. La federación vasca quiere poner en valor el intenso trabajo de atención que han llevado a cabo sus asociaciones durante las semanas de confinamiento y que siguen realizando para ofrecer el mejor servicio posible a las personas afectadas.

Leer dossier

Fedeafes reclama un mayor esfuerzo en la prevención del suicidio en tiempos de COVID-19

Cada dos días, una persona se quita la vida en Euskadi, y la federación vasca de asociaciones de familiares y personas con problemas de salud mental teme un incremento de este tipo de muertes como consecuencia de la pandemia.

Fedeafes pide a las administraciones un mayor impulso para la prevención del suicidio, máxime en la actual situación de pandemia. Cada dos días, una persona se quita la vida en Euskadi, y el suicidio se erige como la segunda causa de fallecimiento entre jóvenes de entre 15 y 29 años. Las personas mayores son también un colectivo de riesgo importante. Además, la federación vasca de asociaciones de familiares y personas con problemas de salud mental teme que este tipo de muertes se puedan incrementar por el impacto psicológico causado por la COVID-19, los periodos de cuarentena y la nueva normalidad.

En este contexto tan delicado, Fedeafes considera necesario realizar un abordaje transversal del suicidio desde la prevención, la detección, el diagnóstico, el tratamiento y la continuidad de cuidados. Asimismo, María Ángeles Arbaizagoitia, presidenta de la federación vasca, ha asegurado que el suicidio se puede prevenir y que “hablar de ello con naturalidad y escuchar a quien sufre puede salvar vidas”.

Con motivo de este 10 de septiembre, Día Mundial de la Prevención del Suicidio, Fedeafes exige recursos adecuados para la prevención y atención de esta problemática, además de apoyos psicológicos y médicos para las personas con problemas de salud mental y sus familiares. Y es que se estima que, en un 70% de los casos, las personas que cometen el suicidio tenían un problema de salud mental y un porcentaje elevado desconocía la existencia del mismo. Otra cuestión importante es que el entorno de la persona queda muy afectado ante este tipo de situaciones, por lo que “es necesario apoyar psicológicamente a las familias”, insisten desde Fedeafes. En 2019, el Gobierno Vasco aprobó la estrategia de prevención del suicidio “que debe seguir impulsándose para que cualquier persona pueda ser un aliado en la prevención, y no solo los expertos”, añaden.

Datos

El suicidio es la primera causa de muerte externa (no natural) en Euskadi, por encima de otras causas de muerte violenta como los accidentes de tráfico.

En los últimos 10 años, según datos de Osakidetza, más de 1500 personas han muerto por suicidio en la CAV, con una media de 169 personas al año. Aproximadamente el 55% de los casos ocurren en Bizkaia, el 33% en Gipuzkoa y el 12% en Araba. En 2019, en concreto, se quitaron la vida 145 personas (116 hombres y 29 mujeres).

Por otro lado, cabe señalar que el suicidio es tres veces más frecuente en hombres que en mujeres, mientras que los intentos de suicidio son más habituales en mujeres.

A pesar de que el suicidio se puede prevenir, las cifras se mantienen estables, lo que contrasta con otra de las principales causas de muerte evitable, los accidentes de tráfico, cuya mortalidad se ha podido reducir notablemente gracias a las campañas estatales de prevención y el esfuerzo conjunto de toda la sociedad.

Fedeafes está compuesta por las asociaciones Agifes (Gipuzkoa), Asafes (Álava), Asasam (Valle de Ayala) y Avifes (Bizkaia), donde se ofrece información, asesoramiento y acompañamiento a las personas con problemas de salud mental y a sus familiares.

Fedeafes reclama más recursos para la detección de la violencia machista y una adecuada atención a las mujeres con problemas de salud mental que sufren violencia

Fedeafes exige que los servicios públicos tengan en cuenta las especificidades de las mujeres con problemas de salud mental en la atención a la violencia machista. Por ello, reclama una asistencia psicológica especializada para superar estos casos y una mayor coordinación entre la red de salud mental, los servicios públicos y las asociaciones de familiares y personas con enfermedad mental.

La violencia por parte de la pareja o expareja se multiplica por 2 o 4 veces cuando se tiene un problema de salud mental grave, tal y como refleja la investigación sobre violencia contra las mujeres con trastorno psíquico realizada por Fedeafes. Además, alrededor del 80% de las mujeres de este colectivo que han estado en pareja han sufrido violencia psicológica, física o sexual en algún momento de su vida adulta. Igualmente, la investigación pone de manifiesto que el 42% de las mujeres con problemas de salud mental que están viviendo violencia en la pareja no la identifican como tal. Por otra parte, el 26% de las mujeres con trastorno mental han sufrido violencia sexual en la infancia, un porcentaje que disminuye hasta el 3,5% para la media de mujeres. Otro dato importante es que, en más del 50% de los casos, la persona profesional de referencia no conocía el maltrato existente.

En este contexto, Fedeafes reclama un abordaje integral de la violencia en este colectivo que tenga en cuenta la formación a las personas profesionales y los protocolos de actuación y derivación en estos casos. Del mismo modo, pide que las administraciones públicas garanticen la acogida de estas mujeres en los recursos de protección existentes con el apoyo específico que precisen.

Entre las acciones desarrolladas por Fedeafes para hacer frente a esta realidad, figura la campaña Mujer y salud mental, con una página web orientada a la sensibilización y empoderamiento de este colectivo. Esta campaña, que cuenta con Facebook como principal canal de difusión, arrancó hace algunos años y seguirá desarrollándose con nuevas acciones que tendrán como objetivo visibilizar esta problemática y favorecer la mejora de la atención a estas mujeres.

En ese sentido, Fedeafes desarrolla formaciones y acciones de sensibilización en diferentes ámbitos profesionales como la atención en violencia, los servicios sociales y sanitarios y entidades del tercer sector. Asimismo, ofrece formación a las personas profesionales de Fedeafes y sus entidades sobre prevención y detección de violencia, nuevas masculinidades y lenguaje inclusivo, y realiza talleres dirigidos a mujeres con problemas de salud mental sobre detección de la violencia, el amor romántico y la igualdad. También desarrolla talleres dirigidos a hombres con problemas de salud mental sobre nuevas masculinidades.

Asimismo, Fedeafes se suma a la campaña de Confederación Salud Mental España #NosotrasSíContamos. En esta ocasión, y bajo el lema ‘La salud mental no se golpea’, la campaña busca sensibilizar y denunciar, a través de experiencias personales, cómo la violencia machista afecta a la salud mental de las mujeres, pero a la vez, cómo los problemas de salud mental constituyen un factor multiplicador de riesgo de sufrir violencia, abusos y vulneración de derechos. En un vídeo, tres mujeres con problemas de salud mental, dos de ellas del área de igualdad de Fedeafes, comparten de forma intimista y personal cómo la violencia machista ‘les ha golpeado’ en distintas facetas y etapas de sus vidas. Con sus testimonios, denuncian la discriminación constante y la vulneración de derechos que sufren, tan básicos como el de poder ejercer la maternidad, y que atenta claramente contra los derechos humanos y la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. 

Investigación sobre violencia contras las mujeres

El trabajo de investigación desarrollado por Fedeafes, apoyado por Emakunde y el departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, confirma la existencia de una relevante vinculación entre el ser víctima de violencia y el padecer un problema de salud mental grave. Además, la violencia puede incidir, junto con otros factores, en que se desencadene un trastorno mental grave. Asimismo, es frecuente que se den varios tipos de violencia simultáneamente.

En ese sentido, Fedeafes recuerda la declaración institucional del Parlamento Vasco del 6 de octubre de 2017 sobre salud mental aprobada por todos los grupos políticos, que aludía a “la preocupación por las mujeres con enfermedad mental que sufren violencia, instando a las administraciones competentes a que velen por ese colectivo invisibilizado, dando la respuesta adecuada a sus necesidades”.

El pasado 18 de noviembre, además, Fedeafes compareció en el Parlamento Vasco para pedir que la proposición de Ley para la Garantía de Ingreso y para la Inclusión Social se ajuste a las necesidades de las personas con problemas de salud mental. En el ámbito concreto de las mujeres, solicitó medidas de acción positiva y de apoyo a las mujeres con problemas de salud mental y con otras discapacidades que sufren violencia machista, con el objetivo de que se facilite la salida de la violencia (leer noticia).

Propuestas para mejorar la atención al colectivo

Fedeafes propone trabajar desde una perspectiva de género, así como que los servicios de atención psicológica especializados en violencia y las casas de acogida se adapten a las necesidades de las mujeres con problemas de salud mental que hayan vivido o estén viviendo situaciones de violencia y que reciban los apoyos necesarios por parte de las administraciones públicas. Fedeafes apuesta, además, por favorecer una adecuada coordinación por parte de los servicios públicos.

Desde hace años, Fedeafes trabaja para sensibilizar a la sociedad y a las instituciones públicas sobre esta realidad, con diversas publicaciones y folletos. En paralelo, está formando tanto a mujeres y a hombres como a profesionales para afrontar esta situación y saber detectar los casos de violencia que se producen.

Guía para la sensibilización de personas profesionales

Fedeafes ha elaborado una guía para sensibilizar a las personas profesionales que trabajan con mujeres con problemas de salud mental. Y es que la violencia sufrida está en muchas ocasiones en el origen de la propia patología y, además, las personas que la padecen tienen más riesgo de ser víctimas de violencia.

La guía ayuda a identificar las situaciones de violencia en mujeres con problemas de salud mental, con o sin diagnóstico, por parte de los servicios de sociales, de salud y de las asociaciones que representan a las personas de este colectivo. También se orienta sobre la forma de actuar si se confirma la existencia de maltrato y sobre las alternativas de intervención.

Misión de FEDEAFES

“FEDEAFES agrupa a las entidades vascas de personas con enfermedad mental y sus familiares, y se constituye para: generar investigación, intercambio, aprendizaje e innovación en las iniciativas que buscan la mejora en la calidad de vida de las personas afectadas y sus familiares; impulsar y difundir políticas y experiencias dentro del Modelo de Calidad de vida; defender y reivindicar la dignidad y los derechos de las personas afectadas y sus familiares; sensibilizar a la sociedad, participar en foros y redes, exigir políticas públicas en beneficio de las personas afectadas y sus familiares.”

Asociaciones

Colaboradores

Contacto

Tres Cruces, 14 Bajo Dcha Polígono Arza 01400 Laudio - LLodio Alava Tel.: 94 4069430 e-mail: info@fedeafes.org